COMO HACER UN PROGRAMA DE ÉXITO (Segunda parte)

Antes de dar las claves debemos hacer un rápido recorrido por las fórmulas de un programa de éxito. Lo primordial es dar al espectador algo nuevo que le haga evadirse de sus problemas, pongamos un ejemplo:

Abres el frigorífico para prepararte la comida, el pobre está para irse solito a la compra, con suerte encuentras un plato de acelgas que, en un gesto de derroche, preparaste la noche anterior, mientras lo calientas en el microondas preparas la mesa, mentalmente anotas “comprar (cuando puedas) servilletas de papel”. Ya calientes las acelgas echas un chorrito de vinagre, las pones en la mesa, de estas que se suben porque el salón es tan pequeño que no cabe otra y enciendes la televisión y, ahora es cuando viene el dilema, ¿Qué programa ves?. Está claro que después de más de dos años en el paro y a punto de acabarse la ayuda de 400€ no estás para que te cuenten problemas y recurres como todos los días a ese canal que te entretiene. Y mientras degustas tu exquisita comida, entre  la cacofonía de voces que te llegan a través del televisor, a cual más alta, piensas: “Más quisieran estos, con todo lo que tienen, ser tan felices como yo”.

Esa es la fórmula, darle al espectador voces, no acelgas, voces y a ser posible de varias gargantas a la vez.

Creo que poco a poco ya se va aclarando el asunto, en próximas entregas veremos los distintos tipos de programas, así como las claves y, al final, cualquiera de nosotros será capaz de hacer un programa de éxito, eso sí, siempre que hayamos encontrado aparcamiento.

 

 

 

Anuncios

CÓMO HACER UN PROGRAMA DE ÉXITO

Antes de empezar quiero decir que no soy  crítico de tv, no tengo estudios relativos al medio  (aquí veasé, tv, radio, prensa,etc.) y que, incluso, no tengo estudios en general, lo  que sí soy es una espectadora cansada de que la engañen, que cada día dedica menos horas a la tv y más a la radio (depende cual) y más asqueada del bombardeo tonteril al que nos someten.

Una vez aclarado esto y, para que nadie se llame a engaño y no tome mis palabras como si fuera la Biblia,voy a dar las claves para hacer un programa que se encuentre entre los primeros en las listas de audiencias. Lo primero, principal e imprescindible, antes de ponerse manos a la masa, es aparcar cualquier escrúpulo y revestirse de una capa de frivolidad y sinsustancia; una vez metidos dentro de esa vestimenta (es mágico, lo veréis), es cuando hay que aplicar las siguiente sencillas claves que enumero:

1º-  MIERDA (con perdón)

2º-  Si no hay noticia se inventa

3º-  Agarrarse como una lapa al carro de la noticia de actualidad (aunque no tengas ni idea)

Con estas tres sencillas premisas, un mínimo de trabajo (nulo) y rodearse de personajillos, te aseguro que tu programa se contará entre los top ten.

Nota.- Reconozco que lo de aparcar los escrúpulos está complicado ¡Al precio que están los parking!, pero seguro que en vuestro barrio hay algún descampado, dejadlos allí e id caminando al Olimpo de la audiencia, total sólo son tres pasos.

Os dejo mientras encontráis aparcamiento y asimiláis estos conceptos, en la próxima entrada veremos con detenimiento la primera de las claves: LA MIERDA.

Que paséis un buen día y repasad vuestra lista de noticias “importantes”, uno nunca sabe cuando puede utilizarla.

AMIGOS

Ya dije en otra ocasión, que las palabras a fuerza de repetirlas pierden su significado, pero también hay palabras que por el uso y abuso pierden su esencia.

Por ejemplo AMIGO, una palabra preciosa, con un significado todavía mejor.

Significado según  la RAE:

amigo, ga.

(Del lat. amīcus).

1. adj. Que tiene amistad

amistad.

(Del lat. *amicĭtas, -ātis, por amicitĭa, amistad).

1. f. Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

Pero ha perdido su valor por el mal uso, ahora un amigo es alguien a quien has conocido hace cinco minutos o un contacto en las redes sociales al que no has visto en tu vida y probablemente no verás.

Para ir con los tiempos, creas tu perfil en facebook, y con los contactos de tu correo, después de que te admitan, tienes 30 amigos. Lo malo viene cuando visitas los perfiles de otros y ves que tienen 178 amigos, 350 amigos, 722 amigos…, que te entra una depresión que para qué, porque te pones a mirar los amigos que tienes y de los 30, 10 son sobrinos, 5 primos, tu hermana, tu tía, tus hijos, el novio de tu hija y 4 compañeros de trabajo.

Y para minar todavía más tu autoestima facebook, en sugerencias te dice:

“Fulanito, sólo tiene 10 amigos, ayúdale a encontrar amigos”.

Digo yo, ¿cómo le buscas amigos a alguien, si tú no los encuentras ni con lupa?

Hoy le preguntas a alguien:

– ¿cuántos amigos tienes?

-Y te dice: 824 en Tuenti, 456 en Facebook y 125 en MySpace.

-No, te pregunto en la vida real.

-¡Ah!, Paco el del curro, pero no nos hablamos.

Vamos a dejar de utilizar mal las palabras y llamar a cada cosa por su verdadero nombre. En las redes sociales se deberían llamar: contactos.

Porque AMIGO es:

-El que cuando te caes, encuentras su mano para ayudarte a levantar.

-El que cuando fallas, te pide explicaciones pero te perdona.

-El que no te da consejos, sino opiniones.

-El que te presta su oreja cuando te encuentras mal.

-El que no te dice:”con todo lo que yo he hecho por tí”

-El que no te da la razón si no la llevas.

-El que cada vez que lo necesitas lo tienes a tu lado.

-El que se alegra con tus triunfos y sufre contigo en los fracasos.

Si tenéis algún amigo así, cuidarlo, porque eso si es una lotería y no la de Navidad.

¿SANTO? TOMÁS DE AQUINO

 

Tomás de Aquino, Santo (1225-1274), filósofo y teólogo italiano, en ocasiones llamado Doctor Angélico y El Príncipe de los Escolásticos, cuyas obras le han convertido en la figura más importante de la filosofía escolástica y uno de los teólogos más sobresalientes del catolicismo.

 

Nació en una familia noble en Roccasecca (cerca de Aquino, en Italia) y estudió en el monasterio benedictino de Montecassino y en la Universidad de Nápoles. Ingresó en la orden de los dominicos todavía sin graduarse en 1243, el año de la muerte de su padre. Su madre, que se oponía a la entrada de Tomás en la orden mendicante, le confinó en el castillo familiar durante más de un año en un vano intento de hacerle abandonar el camino que había elegido. Le liberó en 1245, y entonces Tomás viajó a París para completar su formación. Estudió con el filósofo escolástico alemán Alberto Magno, siguiéndole a Colonia en 1248. Como Tomás era de poderosa constitución física y taciturno, sus compañeros novicios le llamaban Buey Mudo, pero Alberto Magno había predicho que “este buey un día llenará el mundo con sus bramidos”.

 

Fue ordenado sacerdote en 1250, y empezó a impartir clases en la Universidad de París en 1252. Sus primeros escritos, en particular sumarios y explicaciones de sus clases, aparecieron dos años más tarde. Su primera obra importante fue Scriptum super quatuor libris Setentiarum Magistri Petri Lombradi (escrita aproximadamente entre 1254 y 1259), que consiste en comentarios sobre una obra influyente relacionada con los sacramentos de la iglesia, Sententiarum libri quatuor (Cuatro libros de sentencias) del teólogo italiano Pedro Lombardo.

 

En 1256 a Tomás de Aquino se le concedió un doctorado en Teología y fue nombrado profesor de Filosofía en la Universidad de París. El papa Alejandro IV le llamó a Roma en 1259, donde sirvió como consejero y profesor en la curia papal. Regresó a París en 1268, y enseguida llegó a implicarse en una controversia con el filósofo francés Siger de Brabante y otros seguidores del filósofo islámico Averroes.

 

Santo Tomás primero sugirió su opinión madurada en De úntate intellectus contra averroístas (1270). Esta obra invirtió la corriente de opinión hasta entonces favorable a sus oponentes, quienes fueron censurados por la Iglesia.

 

Dejó París en 1272 y se fue a Nápoles, donde organizó una nueva escuela dominica. En marzo de 1274, mientras viajaba para asistir al II Concilio de Lyon, al que había sido enviado por el papa Gregorio X, cayó enfermo. Falleció el 7 de marzo en el monasterio cisterciense de Fossanova.

 

Santo Tomás fue canonizado por el papa Juan XXII en 1323 y proclamado Doctor de la Iglesia por el papa Pío V en 1567. Su fiesta se celebra el 28 de enero.

 

 

Después de leer esta biografía, ¿quién soy yo para opinar? Pero os dejo unas perlitas salidas de su pluma:

 

            “Como individuo la mujer es un ser endeble y defectuoso”

 

            “El padre debe ser amado más que la madre, pues él es el principio activo de la procreación mientras que la madre es tan solo el principio pasivo”

 

 

 

 

¿DONDE VAMOS?

 

        Desde hace tiempo vengo pensando que pasan tantos accidentes, tantas catástrofes que, a no ser que te lleguen de cerca, estamos insensibles ante ellas, no es que no nos importen pero ya es como un hecho cotidiano que no impresiona y no mueve demasiado las conciencias.

 

        Pero lo que no esperaba son reacciones como la de ayer. Salí a desayunar, como todos los días, y en la televisión de la cafetería estaban dando la noticia del terremoto de China, y  calculaban la cifra de muertos hasta ese momento en más de 12.000 personas. En ese momento la dueña de la cafetería hace un comentario, os transcribo la conversación:

 

        Ella: “Déjalos, que importa, sin son muchos”.

 

        Yo: “Serán muchos, pero cada uno es único.”

 

        Ella: “Qué únicos, son muchos, y luego vienen a aquí, ponen negocios y no pagan impuestos.”

 

        Yo: “Pero eso es culpa del gobierno, ellos se aprovechan.”

 

        Ella: “Que son muchos, que se mueran unos pocos no importa.”

 

        Yo: SILENCIO

 

        Ante esta reacción opté por callarme, para qué hablar con un ladrillo, pero pasé el día indignada, todavía lo estoy,¿ de verdad existen personas así?