UN MUNDO POR DESCUBRIR de Itsy Pozuelo

Parafraseando el título de la novela: Acabo de entrar en un mundo por descubrir, de la mano de los autores con los que comparto en “150 Rosas” de Divalentis.

Una de de ellos, Itsy Pozuelo, bloguera y autora de “Vida entre Tinieblas”, presenta su segunda obra.

69519_489416357782343_186591506_n

 

Título: Un mundo por descubrir
Nombre: Itsy Pozuelo
Ilustrador de la portada: Jaume Moreso
Formato: 15×21 rústico con solapas
Número de páginas: 215
Precio: 12€ (más gastos de envío)
Género: Fantasía, suspense, juvenil
Editorial: Ediciones JavIsa23
Publicación oficial: 26 de Febrero de 2013
Web autora: www.itsypozuelo.com
Web editorial: www.edicionesjavisa23.com
Hazte con él mandado un mail a: krys_ct@hotmail.com

 Sinopsis:  Zoe es una cantante de éxito, su vida parece ser maravillosa, hasta que su hermana Lucía es asesinada.
Semanas después, conoce a Christian, un atractivo joven en la sala de espera del psicólogo, al que acude por primera vez aconsejada por su madre. Ese mismo día comienza a entablar una amistad con el joven, cuando éste la ayuda a librarse de unos periodistas, pero al volver a casa descubre el cadáver de su madre, también ha sido asesinada.
Ante la imposibilidad policial de resolver el caso, debido al acoso periodístico al que es sometida la investigación por tratarse de los asesinatos de los familiares de una gran estrella, y tras encontrar el diario y unas fotografías de su hermana, Zoe, con la ayuda del comisario que lleva el caso y de Christian, decide cambiar su nombre y su aspecto, para no ser reconocida, e infiltrarse en el ambiente en el que vivía su hermana antes de morir.
En ese ambiente conoce a un grupo de chicos y poco a poco va estableciendo una fuerte amistad con ellos, sin embargo, ¿puede confiar en ellos? ¿O puede ser que alguno de ellos tenga que ver con las muertes de su hermana y su madre? Todos ellos parecen tener algo que ocultar.
Una novela que no te dejará indiferente, con un ritmo trepidante que te enganchará desde el principio hasta su inesperado final.

Anuncios

¡FELICIDADES MAMÁ!

madre

Por culpa del azar o de un desliz, cualquier mujer puede convertirse en Madre.

Dios la ha dotado a mansalva del “instinto maternal” con la finalidad de preservar la especie. Si no fuera por eso, lo que ella haría al ver a esa criatura minúscula, arrugada y chillona, sería arrojarla a la basura, Pero gracias al “instinto maternal”, la mira embobada, la encuentra preciosa y se dispone a cuidarla gratis hasta que cumpla por lo menos 21 años.

Ser madre es considerar que es mucho más noble sonar narices y lavar pañales, que triunfar en una carrera o mantenerse delgada.

Es ejercer la vocación sin descanso, siempre con la cantaleta de que se laven los dientes, se acuesten temprano, saquen buenas notas, no fumen, tomen leche…

Es preocuparse de las vacunas, la limpieza de las orejas, los estudios, las palabrotas, los novios y las novias; sin ofenderse cuando la mandan a callar o le tiran la puerta en las narices, porque no están en nada…

Es llorar cuando ve a los niños contentos y apretar los dientes y sonreír cuando les ve sufriendo.

Es servir de niñera, maestra, chofer, cocinera, lavandera, médico, policía, confesor y mecánico, sin cobrar sueldo alguno.

Madre es alguien que  nos quiere y nos cuida todos los días de su vida y que llora de emoción porque uno se acuerda de ella una vez al año: el Día de la Madre.

Es quedarse desvelada esperando que vuelva la hija de la fiesta y, cuando llega hacerse la dormida para no fastidiar.

Es temblar cuando el hijo aprende a manejar, anda en moto, se afeita, se enamora, presenta exámenes o le sacan las amígdalas.

Es entregar su amor y su tiempo sin esperar que se lo agradezcan. Es decir que “son cosas de la edad” cuando la mandan al carrizo.

El peor defecto que tiene las madres es que se mueren antes de que uno alcance a retribuirles parte de lo que han hecho, Lo dejan a uno desvalido, culpable e irremediablemente huérfano.

Por suerte hay una sola Madre. Porque nadie aguantaría el dolor de perderla dos veces.

Isabel Allende

diadelamadre

UN DÍA INOLVIDABLE

hospitalera060900003

Unos cuantos compañeros tomábamos  café al mediodía antes de entrar a trabajar, siempre en el mismo sitio.

Cuando llegué, ya estaban todos. Ahí estaba él, a mi me pareció más guapo que otras veces ¡Esos ojos! Hacía tiempo que me gustaba, pero él parecía no darse cuenta.

Sin embargo aquél día me miraba de forma diferente.

-¡Hola!

-¡Hola!, llegas un poco tarde, casi nos tenemos que ir.

-El dichoso autobús, cada día tarda más.

– Quiero hablar contigo ¿quedamos cuando salgamos de trabajar?

-Vale, ¿qué tienes que decirme?

-Te lo digo luego, con más tiempo.

Nos fuimos a trabajar, tenía el corazón que me daba brincos, de los nervios. La tarde no pudo ser peor, se fue la luz y no pudimos hacer nada en la oficina. Toda una tarde, sin hacer nada y deseando que llegara la hora de la salida. Se me hizo eterna.

Estaba esperándome en la puerta cuando salí. Estaba tan nerviosa que no sabía si se me entendería cuando hablara.

-¿Tomamos algo?

-Vale

Empezamos a caminar y llegamos a una cafetería, cerca del trabajo, pero no tan cerca como para que pudiéramos encontrarnos a algún compañero. Cada vez estaba más nerviosa, y él allí, tan tranquilo. Pidió una cerveza para él, y un  Trinaranjus de limón para mí (era lo que yo bebía entonces).

-¿Qué es lo que tenías que decirme?

-Que me gustas, que si quieres salir conmigo. No hace falta que me contestes ahora, piénsatelo, pero que sepas que es en serio. Quiero salir contigo y me gustaría que fuera para toda la vida.

– No tengo nada que pensar. Tu también me gustas y ¡Sí! Quiero salir contigo.

Hoy hace 33 años de ese día.

DINERO

He recibido un email de mi hermana en el que venían estas sentencias, como me han gustado las comparto con vosotros.

El dinero puede comprar una casa, pero no un hogar. El dinero puede comprar un reloj, pero no el tiempo.

El dinero puede comprar una cama, pero no el sueño.

El dinero puede comprar un libro, pero no el conocimiento.

El dinero puede pagar un médico, pero no la salud.

El dinero puede comprar la sangre. Pero no la vida.

El dinero puede comprar el sexo, pero no el amor.

El dinero puede pagar una posición, pero no el respeto.

PARA PENSAR

Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila

Cuando todo a tu lado es cabeza perdida.

 

Si tienes en ti mismo una fe que te niegan

Y no desprecias nunca las dudas que ellos tengan.

 

Si esperas en tu puesto sin fatiga en la espera;

Si, engañado, no engañas;

Si no buscas más odio que el odio que te tengan…

 

Si eres bueno y no finges ser mejor de lo que eres;

Si al hablar no exageras lo que sabes y quieres.

 

Si sueñas, y los sueños no te hacen su esclavo;

Si piensas y rechazas lo que piensas en vano.

 

Si tropiezas el triunfo, si llega la derrota,

Y a los dos impostores los tratas de igual forma.

 

Si logras que se sepa la verdad que has hablado,

A pesar del sofisma del orbe encanallado.

 

Si vuelves al comienzo de la obra perdida,

Aunque esta obra sea la de toda tu vida.

 

Si arriesgas en un golpe y lleno de alegría

Tus ganancias de siempre a la suerte de un día.

Y pierdes; y te lanzas de nuevo a la pelea

Sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era.

 

Si logras que tus nervios y el corazón te asistan

Aún después de su fuga de tu cuerpo en fatiga;

Y se agarren contigo cuando no quede nada

Porque tú lo deseas, y quieres, y mandas…

 

Si hablas con el pueblo y guardas tu virtud,

Si marchas junto a reyes con tu paso y tu luz

 

Si nadie que te hiera llega a hacerte la herida;

Si todos te reclaman y ninguno te precisa.

 

Si llenas el minuto inolvidable y cierto

De sesenta segundos que te lleven al cielo,

Todo lo de esta Tierra será de tu propiedad

Y mucho más aún… ¡Serás hombre, hijo mío!

 

RUDYARD KIPLING