¡ANDALUZA, sí señor!

He recibido este email y quiero compartirlo, porque soy andaluza, porque cada vez que voy a mi tierra es como si estuviera completa y por que cada día me siento más orgullosa de ser ANDALUZA.

 Andaluces, por Prof. Juan José Ruiz Departamento de Química Física y Termodinámica Aplicada Universidad de Córdoba

ANDALUCES:
Estoy harto. Tan harto que ya no sé si decirlo, escribirlo, gritarlo,
o ponerlo con hache intercalada.
Harto de que a los andaluces se nos etiquete de vagos, sin criterio,
apesebrados, subsidiados o incultos.
Harto de que se nos asocie únicamente con el flamenco, la juerga, los
toros y el vino.
Harto de Loperas, de cuentachistes, de famosillos de tercera división,
de Malayas,  y Faletes.
Harto de ver en las series de televisión los papeles de criada
analfabeta o tontito con acento andaluz (¿y ningún presentador de
informativo con nuestro acento?).
Harto de ver programas de zapping con el patético programa de Juan y
Medio mofándose de nuestros ancianos en busca de pareja, dando la
imagen de personajes grotescos.
Harto de nuestra imagen de sociedad subsidiada, cateta y sin criterio.
Cansado de que se menosprecie nuestro acento.
Harto de ver andaluces que únicamente triunfan en el programa de
Patricia, Gran Hermano y similares.
Harto de Jesulín, de Pozi, de Pantojas y Jurados. Harto del risitas y
el peíto, de Romerías del Rocío y Feria de Abril.
Harto de la duquesa de Alba (a la que hicieron hija predilecta de esta
tierra, tócate los pirindolos) de su hija, de sus hijos, de su yerno y
sus trajes de flamenca.
Harto de toreros que se lían con fulanas, del botijo y la pandereta.
Harto , cansado, hastiado, aburrido me tienen.
Ojalá alguna vez los medios se acuerden de los millones de andaluces
que se levantan cada mañana para levantar esto, o de nuestros padres y
abuelos que emigraron hace décadas a Suiza, Cataluña y País Vasco para trabajar donde nadie quería.
Ojalá quien habla de nuestra incultura se acuerde de Séneca,
Maimónides, Averroes, Góngora, Bécquer, Alexandre, Lorca, Juan Ramón
Jiménez, Machado, Falla, Zambrano, Picasso, Velázquez, Murillo,
Alberti, Carlos Cano, Gala, Luis Rojas Marcos, Sabina…
Ojalá se acuerden de que hablamos con acento andaluz abogados,
marineros, médicos, albañiles, arquitectos, investigadores de alto
nivel, camareros, taxistas, prostitutas, jueces, enfermeras,
empresarios, policías, obreros, agricultores; se acuerden de millones
de personas que se parten los cuernos cada día, desde Palos hasta el
Cabo de Gata, millones de andaluces que siguen haciendo Andalucía más allá de Despeñaperros…
Ojalá este post lo leyera mucha, mucha gente. Ojalá diera la vuelta al

mundo, aunque me temo que se quedará perdido en el inmenso océano de internet.
También podría suceder que este post se expandiera por la red, que los
andaluces lo enlazaran a través de facebook, tuenti o twitter, que se
difundiera por email y llegara todos los rincones del mundo, eso ya lo
dejo en tus manos.

Un abrazo.

 

 

COSAS NUEVAS

Desde que estoy en el paro aprovecho el tiempo más y mejor. Esta semana en particular he hecho tres cosas que no había hecho antes.

El miércoles fui al centro de Kundalini, Nidrakaurs, que tiene mi hermana Rosario y dos amigas, Virginia y Mª Ángeles . Asistí a su clase de yoga y después me hicieron la “terapía de las gotas de lluvia”, es genial, os lo recomiendo.

Y el sábado fuimos a San Martín de Valdeiglesias a plantar patatas. Luís, el compañero de mi madre, nos ha dejamos a mi Tía Mari Paz y a mí un trozo de terreno. Ahora me duelen todos los huesos, lo que tiene la falta de ejercicio, pero pasamos un día estupendo y además nos acompañó el tiempo. La verdad, Luís nos quitó mucho trabajo, pero nosotras pusimos empeño.

Este invierno vamos a comer las mejores patatas del mundo.

Y después mi  madre nos hizo unas patatas con bacalao que estaban deliciosas.

Aquí os dejo el reportaje gráfico, que quede constancia que cogimos el azadón, mi madre también lo cogió pero para la foto.

 

 

Los Hijos de Blanquita

Lo que es el mundo animal y cuánto tenemos que aprender de él.

Ya sabéis la historia de Blanquita, hoy os contaré la de sus hijos.

Blanquita tuvo cuatro gatitos, tres negros y uno blanco, por casualidades de la vida el blanco no sobrevivió, sólo han quedado los negritos,bueno negro… negro, uno, los otros dos son negros con mechas.

Estaban los tres gatitos, en su gatera, bien cuidados,sin faltarles nada, pero sin mamá.

Este fin de semana decidieron soltarlos un ratito, para que jugaran fuera; y había que verlos saltar por todas partes, pero siempre cerca de su gatera.

En la parcela hay otra gata, Moni, que debe tener un año escaso, y que acababa de tener su primera camada, tres gatitos, y probablemente debido a su escasa edad, no ha sobrevivido ninguno.

El caso es que Moni, viendo a los gatitos solos, decidió que alguien tenía que cuidarlos y esa debía ser ella, y desde entonces no ha dejado de vigilarlos, regañarlos y estar pendiente de ellos,vamos que los ha adoptado, así que los hijos de Banquita ya tienen nueva mamá.

Blanquita

Historia real de una gata.

Érase una vez una gata muy particular, no era ni sociable ni cariñosa, pero cuidaba la parcela de roedores como nadie.

Hace un año tuvo una camada de gatitos,

nos costó encontrarlos, porque los había escondido muy bien, bueno quizás no tanto porque algún depredador acabó con ellos.

Estuvo  deprimida y más huraña de lo habitual, pero con el tiempo volvió a su normalidad.

Este año volvió a quedarse preñada, y para evitar que mataran a los bebés, le acondicionaron un espacio cerrado donde pudiera parir.

El caso es que cuando fueron el lugar estaba vacío, ni la gata ni rastro de la camada.

Unos días después  sintieron maullidos de gatitos y encontraron a la camada, bien segura, pero ni rastro de Blanquita.

Pusieron a los gatitos en lugar seguro, alimentándolos, en espera de que apareciera su madre.

Al cabo de algunos días la encontraron muerta, al lado de sus hijos.

Tenía destrozado la mitad de su cuerpo, pero le quedaron fuerzas para llegar donde estaban sus hijos y saber que estaban bien, después, descansó.

 

DÍA DE REYES

Una de las cosas que marcan el paso del tiempo, es el día de Reyes, o como vives el día de Reyes.

Para nosotros siempre ha sido un día feliz, mágico y emocionante; la preparación, hasta las tantas de la madrugada montando los juguetes, las caras de los niños cuando ven los regalos. Días inolvidables, ahora, son mayores y ya no hay magia, sigue siendo un día feliz y que todos esperamos  pero ya no es lo mismo. En fin, solo me queda esperar, espero que mucho, que lleguen los nietos para volver a vivir esa magia.

Y como he sido buena, los Reyes me han traido estos regalos:

pict0165

Un par de libros, “El Fuego” de Katherine Neville, que estoy deseando empezar a leerlo, a ver si es tan bueno como “El Ocho”. “Blog de Papel”, de 15 autores, todos blogueros, y entre ellos Vitruvia de Xuntaletras, ya he empezado a leerlo, os contaré cuando acabe. Y un par de juegos para la DS, para que el cerebro no se atrofie.

Y además un regalo especial, que me ha hecho particularmente ilusión, otro premio, que como no podía ser de otra forma, me lo ha regalado la Reina de los Premios: Isa, muchisimas gracias.

premiocorazon

Tambien quiero regalarselo a dos amigas, que tienen un gran corazón: Luna y Neruda.

Espero que os hayan traido muchos regalos a tod@s.