El Placer de Escribir

Cuando, allá por septiembre, vi la publicidad de “El placer de escribir” de Planeta DeAgostini: Espido Freire, el II premio literario, con posibilidad de ver tu obra publicada, etc., me enganchó; pero mi lado crítico me susurraba: “Es septiembre, empiezan las colecciones, más de lo mismo, un sacacuartos,…”

Como el precio del primer fascículo era apenas el de un café —que por cierto desde que no trabajo me lo tomo en casa y más barato— pues eso, que decidí ver de qué iba.

Después del paseo con Carmen y de comprar el pan, me pasé por el kiosco a pedir el primer fascículo. Una vez en casa empecé a hojearlo. Una de las cosas que me llamó la atención fue esto:

Y además, para que puedas disfrutar más con tu afición y completar lo aprendido en los fascículos, hemos creado la red social de los aficionados a la escritura. Contenidos y vivencias para compartir, completamente gratis, en www.elplacerdeescribir.com

Ahí me tenéis, entrando en la página y creando mi perfil. Si el contenido del fascículo me intereso, más aún el contenido de la página. Un apartado de “Enséñanos tu obra”, donde puedes subir tus relatos; otro “El club de lectura”, donde los profesores nos proponen lecturas y cada mes desmenuzamos una (experiencia única); los “wikirrelatos”, uno al mes, cada semana los participantes suben un trozo de relato —con las indicaciones dadas y de no más de 1000 caracteres con espacios—, los profesores eligen al ganador y la semana siguiente debes continuar con él, así hasta finalizar; ejercicios autocorregidos; y lo mejor la Tertulia, el lugar donde he encontrado a personas, con mis mismos intereses, pero además nos hemos convertido en una familia, todos aportamos lo que podemos y aprendemos de todos; y tenemos a una maestra de ceremonias, Rotbel, no pertenece a la editorial, es una aprendiza como los demás, pero se ha implicado tanto, que nos hace más fácil el movernos por los hilos del foro.

Me gusta escribir, y leer, lo he hecho desde que tengo memoria, pero ahora sé cómo hacerlo mejor, no solo por el curso, sino también por el intercambio con mis compañeros.

En próximas entradas os pondré los enlaces a obras de mis compañeros, en Amazon o Bubok, algunas de ellas gratuitas, y mis comentarios sobre las mismas.

También iré subiendo relatos que he escrito para los ejercicios del curso, a parte de los del los concursos que cada mes nos propone Rotbel. Ya subí el de Navidad, un cuento narrado por la luna: https://treserantres.wordpress.com/2012/12/26/e-deseo-de-la-luna/

Soy lectora compulsiva, desde los doce años. Y a lo que voy y no me enrollo más: Antes bebía las lecturas como el agua, ahora las paladeo como el vino.

PARQUE ARQUEOLÓGICO DE TORREPAREDONES

Esta Semana Santa he estado en mi pueblo, Baena; hacia unos años que no había podido ir y estaba deseando. He paseado por sus calles (mejor decir cuestas), disfrutado de mi familia, de las procesiones (las que el tiempo ha dejado salir), alumbrar a Jesús, comer caracoles en Casa Pellejito, jeringos en Ntra. Sra. de Guadalupe, y visita obligada Torreparedones.

No estábamos muy seguros si el tiempo nos dejaría ir, pero finalmente el Jueves Santo amaneció despejado, un poco frío pero no parecía que, de momento, fuera a llover, así que nos fuimos para allá, eso sí nos llevamos los paraguas.

La excursión mereció la pena, muy interesante y unas vistas espectaculares.

Os dejo información sobre el Parque Arqueológico, extraida de www.baenacultura.es y de la guía de Torreparedones que, amablemente, me han enviado por email:

El lugar conocido como Torreparedones o Torre de las Vírgenes está ubicado en plena campiña cordobesa, entre los ríos Guadalquivir al norte y el Guadajoz al sur, en el límite septentrional de los términos municipales de Baena y Castro del Río. Su situación topográfica, sobre una de las cotas más elevadas de la zona (579.60 m.s.n.m.) lo convierten en el techo de la Campiña.

Estuvo habitado al menos durante 3.500 años, desde la Edad del Cobre hasta la Baja Edad Media. En las épocas ibérica y romana Torreparedones alcanzó su máximo esplendor contando, ya desde el siglo VI a.C., de una potente muralla, reforzada con torres, que rodeaba un espacio de 10,5 Ha.

Los materiales más antiguos hallados se corresponden con la Edad del Cobre, sobre cuyas construcciones defensivas se habrían asentado las murallas del siglo VII a.C. durante la época ibérica, en la que hubo un desarrollo excepcional que se completó durante el momento inicial de romanización de la zona al final de la época republicana y continuó durante el primer siglo de nuestra era. Durante toda la época romana el poblamiento de Torreparedones continuó y fue con la disgregación del Imperio cuando el asentamiento languideció y dio paso al abandono, si bien de forma más o menos residual siguió habitado hasta el fin de la Edad Media.

El recinto intramuros de la ciudad, ocupa algo más de diez hectáreas, de las que apenas un 4% han sido objeto de excavación y la consiguiente investigación.

El recorrido interpretativo en el Parque Arqueológico de Torreparedones sigue un sendero al aire libre, cuya longitud se aproxima a los dos kilómetros. puede emplear en realizar el recorrido  entre una y dos horas.

LA FUENTE DE LA ROMANA

La Fuente se compone de un pilón o de estructura rectangular de 15,95 x 2,65 metros, con los muros N. E. y O. realizados en opus incertum (piedras de caliza de mediano tamaño de hasta 32 x 18 cm., dispuestas en hiladas irregulares con pequeños ripios que las acuñan y mortero de cal y arena) y el muro S. realizado en opus caementicium (caementa de gravas y calizas de hasta 5 x 4 cm y mortero de cal y arena), este último por el sistema de tongadas con el consiguiente encofrado. En el exterior, el muro S. está jalonado con pequeños contrafuertes, también de opus incertum, añadidos posteriormente; aunque sólo se ven dos debió tener algunos más; en la parte inferior central se advierte un orificio de desagüe. En el muro N. se disponen dos caños para captación de agua realizados en piedra caliza, conservándose sólo el más occidental. Todo el interior de la obra y el exterior del muro S. estaban enlucidos (incluidos los contrafuertes) con mortero de cal y arena.

El área excavada (año 2010) ha afectado a un total de 92 metros cuadrados,
quedando perfectamente delimitada por los elementos que forman parte de
la fuente y que son los siguientes:
A. Muros de contención.
B. Surtidores de agua.
C. Muro norte del pilón o contenedor.

PUERTA ORIENTAL

Para su construcción, la primitiva muralla fue seccionada, levantando
una puerta que fue flanqueada por dos grandes torreones de planta
casi cuadrada. En ambos casos se dispuso de 8 m. en la fachada y 9,70 m. de
profundidad, mostrando los muros perimetrales grandes bloques de piedra careados
por cinco de sus caras. El aparejo es de tipo poligonal, conocido
como opus siliceum. Las llagas o juntas verticales son generalmente oblicuas lo
que unido al almohadillado y vaciado de las caras laterales de cada bloque, dotaban
al conjunto de robustez gracias al efecto de claroscuro creado. Este tipo
de construcción fue común en recintos defensivos situados en la Hispania Citerior.
Los muros de cerramiento conforman una cruz en el centro de la torre, estando rellenos de arcilla compacta y cascotes.

EL SANTUARIO IBÉRICO

La presencia del santuario y del culto betílico asociado al mismo, junto
a una extraordinaria colección de exvotos en piedra, configuran
uno de los elementos de mayor singularidad del Parque Arqueológico
de Torreparedones y de la cultura ibérica en la península.
La religión y creencias de los iberos, destacaban por “el carácter práctico y exclusivo
de la devoción, consistente en entrar en contacto con lo luminoso para
obtener favores tangibles. Eran frecuentes los exvotos representando miembros
humanos. También se ofrendaban en Asklepios, Epidauro o la Galia romana, arrojándolos
en ocasiones a fuentes con poderes medicinales”

 

 

 

EL MERCADO

fue en época romana altoimperial –en torno a la primera mitad

del siglo I d.C.– cuando se construyó el macellum o mercado, lo que significó
el arrasamiento de las anteriores construcciones.
El edificio se levantó sobre fuertes muros de opus vittatum, con una planta rectangular orientada E–O, disponiendo de 24 m. de longitud en esa dirección, 16,5 m. de anchura, un perímetro de 80 m. y una superficie de 370 m2. La potencia de los muros externos e internos hace pensar que tal vez el edificio tuvo dos plantas.

EL FORO

Se trata del espacio que mejor documenta y testimonia la importancia
de la ciudad romana que se localizó en Torreparedones. Su existencia
tuvo dos momentos destacados. De una parte durante su construcción en época augústea, y por otra, en un proceso de reforma acontecido en época julio–claudia que afectó también a otros edificios situados alrededor.

Las excavaciones llevadas a cabo hasta la fecha han sido parciales, por lo
que aún es temprano para interpretar algunas de las estructuras construidas
en torno al foro. Probablemente el lugar estuvo previamente ocupado en época
republicana por otras edificaciones que desconocemos.

 

 

 

 

 

 

 

 

¡ANDALUZA, sí señor!

He recibido este email y quiero compartirlo, porque soy andaluza, porque cada vez que voy a mi tierra es como si estuviera completa y por que cada día me siento más orgullosa de ser ANDALUZA.

 Andaluces, por Prof. Juan José Ruiz Departamento de Química Física y Termodinámica Aplicada Universidad de Córdoba

ANDALUCES:
Estoy harto. Tan harto que ya no sé si decirlo, escribirlo, gritarlo,
o ponerlo con hache intercalada.
Harto de que a los andaluces se nos etiquete de vagos, sin criterio,
apesebrados, subsidiados o incultos.
Harto de que se nos asocie únicamente con el flamenco, la juerga, los
toros y el vino.
Harto de Loperas, de cuentachistes, de famosillos de tercera división,
de Malayas,  y Faletes.
Harto de ver en las series de televisión los papeles de criada
analfabeta o tontito con acento andaluz (¿y ningún presentador de
informativo con nuestro acento?).
Harto de ver programas de zapping con el patético programa de Juan y
Medio mofándose de nuestros ancianos en busca de pareja, dando la
imagen de personajes grotescos.
Harto de nuestra imagen de sociedad subsidiada, cateta y sin criterio.
Cansado de que se menosprecie nuestro acento.
Harto de ver andaluces que únicamente triunfan en el programa de
Patricia, Gran Hermano y similares.
Harto de Jesulín, de Pozi, de Pantojas y Jurados. Harto del risitas y
el peíto, de Romerías del Rocío y Feria de Abril.
Harto de la duquesa de Alba (a la que hicieron hija predilecta de esta
tierra, tócate los pirindolos) de su hija, de sus hijos, de su yerno y
sus trajes de flamenca.
Harto de toreros que se lían con fulanas, del botijo y la pandereta.
Harto , cansado, hastiado, aburrido me tienen.
Ojalá alguna vez los medios se acuerden de los millones de andaluces
que se levantan cada mañana para levantar esto, o de nuestros padres y
abuelos que emigraron hace décadas a Suiza, Cataluña y País Vasco para trabajar donde nadie quería.
Ojalá quien habla de nuestra incultura se acuerde de Séneca,
Maimónides, Averroes, Góngora, Bécquer, Alexandre, Lorca, Juan Ramón
Jiménez, Machado, Falla, Zambrano, Picasso, Velázquez, Murillo,
Alberti, Carlos Cano, Gala, Luis Rojas Marcos, Sabina…
Ojalá se acuerden de que hablamos con acento andaluz abogados,
marineros, médicos, albañiles, arquitectos, investigadores de alto
nivel, camareros, taxistas, prostitutas, jueces, enfermeras,
empresarios, policías, obreros, agricultores; se acuerden de millones
de personas que se parten los cuernos cada día, desde Palos hasta el
Cabo de Gata, millones de andaluces que siguen haciendo Andalucía más allá de Despeñaperros…
Ojalá este post lo leyera mucha, mucha gente. Ojalá diera la vuelta al

mundo, aunque me temo que se quedará perdido en el inmenso océano de internet.
También podría suceder que este post se expandiera por la red, que los
andaluces lo enlazaran a través de facebook, tuenti o twitter, que se
difundiera por email y llegara todos los rincones del mundo, eso ya lo
dejo en tus manos.

Un abrazo.

 

 

COSAS NUEVAS

Desde que estoy en el paro aprovecho el tiempo más y mejor. Esta semana en particular he hecho tres cosas que no había hecho antes.

El miércoles fui al centro de Kundalini, Nidrakaurs, que tiene mi hermana Rosario y dos amigas, Virginia y Mª Ángeles . Asistí a su clase de yoga y después me hicieron la “terapía de las gotas de lluvia”, es genial, os lo recomiendo.

Y el sábado fuimos a San Martín de Valdeiglesias a plantar patatas. Luís, el compañero de mi madre, nos ha dejamos a mi Tía Mari Paz y a mí un trozo de terreno. Ahora me duelen todos los huesos, lo que tiene la falta de ejercicio, pero pasamos un día estupendo y además nos acompañó el tiempo. La verdad, Luís nos quitó mucho trabajo, pero nosotras pusimos empeño.

Este invierno vamos a comer las mejores patatas del mundo.

Y después mi  madre nos hizo unas patatas con bacalao que estaban deliciosas.

Aquí os dejo el reportaje gráfico, que quede constancia que cogimos el azadón, mi madre también lo cogió pero para la foto.

 

 

Aprender a vivir II

Aquel día se levantó inquieto, tenía una sensación rara en el estómago, como si presintiera que algo no iba bien.

Mientras se hacía el café, fue a afeitarse al cuarto de baño. Miró su imagen en el espejo y le costó reconocerse. La noche anterior había estado celebrando su despedida de soltero, no es que se fuera a casar, Lucía iba a vivir con él, pero quería celebrar con sus amigos su nueva vida. Hacía tiempo que no bebía y anoche se pasó, tomó alguna copa de más.

Se dio una larga ducha, sentía el agua resbalar por su cuerpo y una sensación de bienestar se fue apoderando de él. Dejó que el agua corriera, como si pudiera llevarse por el desagüe todo el malestar que sentía.

Rápidamente se bebió un café sólo, fuerte y sin azúcar, para despejar la cabeza. Tenía exactamente cinco minutos para salir de casa o llegaría tarde. Era  muy estricto en cuanto a la puntualidad, casi rozaba la obsesión, no se permitía ni un minuto de retraso y a los demás tampoco, era algo que odiaba, le parecía una falta de respeto.

Bajó al garaje, y ya en el coche se acordó que en una semana tendría que hacerle la revisión. El coche, a pesar de tener muchos años, estaba bien cuidado y funcionaba perfectamente; esperaba poder pasarla, porque la verdad, no estaba en situación de comprarse uno nuevo, no ahora con todos los gastos del piso y con el inminente traslado de Lucía.

¡Lucía…! sólo de pensar en ella se le dibujaba una sonrisa en la cara; era como si en un día de lluvia, de repente, empezara a lucir el sol con todo su esplendor. No podía pedir  nada más, la vida había sido generosa con él siempre. Tuvo una infancia feliz, una adolescencia sin demasiadas complicaciones y ya de adulto la vida le regaló a Lucía. Ella era su complemento, su razón de vivir, su novia, su amiga, lo era todo, ya no podía concebir su vida sin ella a su lado.

Estaba llegando a la oficina cuando sonó el móvil, miró el número y se extrañó que fuera la madre de Lucía, el corazón le dio un vuelco.

-¿Hola?

-Hola Rafa, estamos en el hospital, hemos traído a Lucía, está en observación.

-¿Qué dices? ¿Qué le ha pasado?

– No sabemos, perdió el conocimiento y ahora van a hacerle pruebas.

-Pero… ¿cómo está?, ¿estáis con ella?, ¿Qué dicen?

-Tranquilízate, por ahora parece que bien, hay que esperar a las pruebas, todavía no nos dejan pasar, pero dicen que en cuanto terminen podremos entrar unos minutos a verla.

– Soluciono unas cuantas cosas en la oficina y voy para allá. Si tenéis alguna noticia nueva, llámame, por favor.

– No te preocupes, te llamo en cuanto sepa algo más.

Los Hijos de Blanquita

Lo que es el mundo animal y cuánto tenemos que aprender de él.

Ya sabéis la historia de Blanquita, hoy os contaré la de sus hijos.

Blanquita tuvo cuatro gatitos, tres negros y uno blanco, por casualidades de la vida el blanco no sobrevivió, sólo han quedado los negritos,bueno negro… negro, uno, los otros dos son negros con mechas.

Estaban los tres gatitos, en su gatera, bien cuidados,sin faltarles nada, pero sin mamá.

Este fin de semana decidieron soltarlos un ratito, para que jugaran fuera; y había que verlos saltar por todas partes, pero siempre cerca de su gatera.

En la parcela hay otra gata, Moni, que debe tener un año escaso, y que acababa de tener su primera camada, tres gatitos, y probablemente debido a su escasa edad, no ha sobrevivido ninguno.

El caso es que Moni, viendo a los gatitos solos, decidió que alguien tenía que cuidarlos y esa debía ser ella, y desde entonces no ha dejado de vigilarlos, regañarlos y estar pendiente de ellos,vamos que los ha adoptado, así que los hijos de Banquita ya tienen nueva mamá.

Blanquita

Historia real de una gata.

Érase una vez una gata muy particular, no era ni sociable ni cariñosa, pero cuidaba la parcela de roedores como nadie.

Hace un año tuvo una camada de gatitos,

nos costó encontrarlos, porque los había escondido muy bien, bueno quizás no tanto porque algún depredador acabó con ellos.

Estuvo  deprimida y más huraña de lo habitual, pero con el tiempo volvió a su normalidad.

Este año volvió a quedarse preñada, y para evitar que mataran a los bebés, le acondicionaron un espacio cerrado donde pudiera parir.

El caso es que cuando fueron el lugar estaba vacío, ni la gata ni rastro de la camada.

Unos días después  sintieron maullidos de gatitos y encontraron a la camada, bien segura, pero ni rastro de Blanquita.

Pusieron a los gatitos en lugar seguro, alimentándolos, en espera de que apareciera su madre.

Al cabo de algunos días la encontraron muerta, al lado de sus hijos.

Tenía destrozado la mitad de su cuerpo, pero le quedaron fuerzas para llegar donde estaban sus hijos y saber que estaban bien, después, descansó.