El olor del papel


Para mi cumpleaños mi marido me regalo un libro electrónico, ya hace tiempo que mis hijos me decían de comprarme uno, pero me resistía.

Estas vacaciones, para el viaje de más de 10 horas, yo me lleve mi libro para que se hiciera más corto, pero fue un engorro porque en el poco espacio que había en el avión era una odisea cada vez que tenía que levantarme, no tenía lugar donde dejarlo. Os lo cuento: mi asiento está ubicado en la zona central, a la izquierda se sienta mi marido y a la derecha un chico, encajonada, apenas puedo colocar los brazos en los reposabrazos;  sentada, con la bandeja bajada para colocar el libro ( casi rozando el esternón), el bolso debajo del asiento, cada vez que necesito algo de él, quito el libro, como puedo lo pongo en un costado, subo la bandeja, cojo el bolso, lo abro, rebusco (una eternidad porque nunca encuentro lo que busco), vuelvo a bajar el bolso, la bandeja y coloco el libro, para levantarme cojo el libro, subo la bandeja,  medio me incorporo para dejar el libro en el asiento, y después de algunas dificultades puedo salir al pasillo; vamos, una comodidad increíble.

Con nosotros venían, mi prima Rosa de Manresa y Pepe su marido, pero ella es más lista que yo, llevaba un libro electrónico y le resultó más fácil, así que decidí, que como pronto llegaría mi cumpleaños, ese fuera el regalo.

Tiene muchas ventajas, además de la descrita anteriormente, es de fácil manejo, puedes llevar una biblioteca encima, no pesa, ideal para leer en la playa tumbada en la hamaca, muy práctico en los trayectos al trabajo (no es mi caso porque apenas tardo 15 minutos), y un mayor acceso a cantidad de títulos.

Otra ventaja que acabo de descubrir es que puedes tener audiolibros, le estoy sacando mucho provecho, sobre todo para los idiomas; tengo un buen  nivel en inglés, lectura y escritura, pero me falla la conversación, así que mientras leo el libro, lo voy escuchando y creedme, he adelantado un montón.

Pero le falta algo para mí esencial, el olor a papel, la sensación en el olfato al abrir un libro nuevo es tan importante como la historia que vas a leer, casi forma parte de ella. Por eso, como la tecnología avanza que es una barbaridad, a ver si a alguien se le ocurre una aplicación que, a la vez que abres el ebook, te asalte en la nariz ese olorcito que es el preludio de una buena sesión de lectura.

Anuncios

Un comentario en “El olor del papel

  1. Muy bueno Lupe. Apoyo la propuesta. Lo ya hace casi un año que tengo un E-Book y va de perlas para cuando tienes que leer tochos de esos que cuestan de acarrear, que tienes un montón de títulos a mano, u muchas cosas más, pero me gusta mucho entrar en una librería y tocar, abrir , hojear, oler… Por intercalo lecturas en papel y electrónicas, porque hay que sumar siempre ventajas sin descartar ninguna de las opciones que nos satisfacen, ¿no crees?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s