Blanquita


Historia real de una gata.

Érase una vez una gata muy particular, no era ni sociable ni cariñosa, pero cuidaba la parcela de roedores como nadie.

Hace un año tuvo una camada de gatitos,

nos costó encontrarlos, porque los había escondido muy bien, bueno quizás no tanto porque algún depredador acabó con ellos.

Estuvo  deprimida y más huraña de lo habitual, pero con el tiempo volvió a su normalidad.

Este año volvió a quedarse preñada, y para evitar que mataran a los bebés, le acondicionaron un espacio cerrado donde pudiera parir.

El caso es que cuando fueron el lugar estaba vacío, ni la gata ni rastro de la camada.

Unos días después  sintieron maullidos de gatitos y encontraron a la camada, bien segura, pero ni rastro de Blanquita.

Pusieron a los gatitos en lugar seguro, alimentándolos, en espera de que apareciera su madre.

Al cabo de algunos días la encontraron muerta, al lado de sus hijos.

Tenía destrozado la mitad de su cuerpo, pero le quedaron fuerzas para llegar donde estaban sus hijos y saber que estaban bien, después, descansó.

 

Anuncios

Un comentario en “Blanquita

  1. Pobrecita la gata. Después de la experiencia del año pasado no podía irse de este mundo tranquila hasta asegurarse de que su camada estaba bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s