Aprender a vivir I


Tiene toda la vida por delante, y sin embargo, está apático, sin ilusión. Se levanta a la misma hora todos los días, para hacer las mismas cosas, se ducha, se afeita, ni siquiera se ve en el espejo y si alguna vez se vislumbra, no se reconoce en la imagen que le devuelve; y aún así, los días de diario son un alivio para él, no tiene que pensar. El calvario llega el fin de semana, tantas horas para llenar de ¿vacio?; a no ser que le obliguen, se pasa el tiempo acostado, con la mirada perdida en el techo dejando pasar las horas.

Camina con los ojos abiertos, pero no ve, encerrado en sus pensamientos anda como un autómata, repitiendo los mismos pasos de todos los días a los mismos lugares. Muchas veces cuando llega a su destino se sorprende, no ha sido consciente del camino, es como si sus pies formaran un ente diferente al resto del cuerpo.

Todos los días la misma rutina, llega a la oficina, se centra en su trabajo para ocupar la mente y alejar, por un tiempo, los pensamientos que no paran de atormentarle; desayuna una pieza de fruta en su misma mesa, no se toma los quince minutos de descanso, si para, piensa. A la hora de la comida, en la cafetería de la empresa, se aísla del resto, siempre se lleva algo de trabajo, sus compañeros hace tiempo que desistieron de que se uniera a ellos, es una batalla perdida.

Cuando pasó aquello, se volcaron con él, no le dejaban solo en ningún momento, siempre pendientes, intentado mitigar un poco su pena, que supiera que los tenía para lo que quisiera; pero él nunca quiso, no quería que se fuera su dolor, olvidarla, sería como perderla de nuevo.

Todo empezó un año antes, entonces la vida le sonreía, tenía un buen trabajo y una novia con la que estaba haciendo planes para irse a vivir juntos.

Anuncios

2 comentarios en “Aprender a vivir I

  1. Qué triste y qué bonito. Hay que tener arte para relatar cosas tan tristes de una manera tan bonita. Ya echaba de menos tus relatos, que sabes que me gustan.
    Dime, ¿ ésta es una de esas historias que solías guardar en antiguas libretas o es de una nueva hornada?

    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s