¿DONDE VAMOS?


 

        Desde hace tiempo vengo pensando que pasan tantos accidentes, tantas catástrofes que, a no ser que te lleguen de cerca, estamos insensibles ante ellas, no es que no nos importen pero ya es como un hecho cotidiano que no impresiona y no mueve demasiado las conciencias.

 

        Pero lo que no esperaba son reacciones como la de ayer. Salí a desayunar, como todos los días, y en la televisión de la cafetería estaban dando la noticia del terremoto de China, y  calculaban la cifra de muertos hasta ese momento en más de 12.000 personas. En ese momento la dueña de la cafetería hace un comentario, os transcribo la conversación:

 

        Ella: “Déjalos, que importa, sin son muchos”.

 

        Yo: “Serán muchos, pero cada uno es único.”

 

        Ella: “Qué únicos, son muchos, y luego vienen a aquí, ponen negocios y no pagan impuestos.”

 

        Yo: “Pero eso es culpa del gobierno, ellos se aprovechan.”

 

        Ella: “Que son muchos, que se mueran unos pocos no importa.”

 

        Yo: SILENCIO

 

        Ante esta reacción opté por callarme, para qué hablar con un ladrillo, pero pasé el día indignada, todavía lo estoy,¿ de verdad existen personas así?

Anuncios

10 comentarios en “¿DONDE VAMOS?

  1. Ciertamente, parece que nos estamos volviendo de corcho. Cuando nos llueve tanta información de catástrofes (naturales o humanitarias) y tantos comentarios apocalípticos sobre nuestro supuesto estado del bienestar, sólo nos interesa flotar. De vez en cuado estaría bien sumergirnos un poquito en la realidad, no creo que nos hundamos por eso.

    Y feliz aniversario.

  2. Realmente son estos comentarios los que reflejan la cultura y la educación que estamos creando. Nos movemos tan deprisa que hasta las vidas humanas nos parecen noticias efímeras y lejanas.

    En vez de llenar con tanta abundancia de noticias lo que se obtiene es un vacío interior.

    Realmente curioso.

  3. Resulta indignante, Lupe. Estoy con Loles en lo del corcho (me ha gustado el calificativo). Desgraciadamente los chinos son muchos pero la estupidez humana es aún más grande.
    La insensibilidad también.

  4. Gracias Loles por las felicitacionees, y otra cosa, ¿no se te ha ocurrido, de verdad, escribir nunca?. Deberías intentarlo. Un beso

    cofrellenodedeseos llevas razón, refleja la cultura y la educación, personas como esa estan educando niños que el día de mañana tendrán una visión un poco rara de la vida.

    Ivan, creo que la estupidez cada día aumenta más, y tambien estoy contigo en el comentario de Loles, un simil muy bien utilizado.

  5. Pues, honestamente, quiero pensar que encontraste “una aguja en un pajar”, porque lo contrario no es admisible ni por mis neuronas ni por mi corazón.

    Estoy de acuerdo contigo en que nos hemos insensibilizado ante las catástrofes, como indicas son tantas y tan diarias que ya forman parte de nuestro día a día como los atascos y la contaminación, por ejemplo. Pero tengo que reafirmarme en pensar que esa mujer andaría un poco desquiciada ese día por alguna razón o, simplemente, que es un “ente aislado”. Si no fuera así es para desear convertirse en caracol!!! y de esta forma pasar desapercibida, no sea que al resto le diera por pensar que puedes ser molesta, por ejemplo, por ser morena, ¡¡¡que ya hay muchas!!!

  6. Gema, yo tambien quiero pensar que es un caso aislado, pero del mal día no, ella es así, te cuento la penúltima. Están haciendo un reportaje sobre un taller de formas de maquillarse, y hay una señora de mediana edad que ha ido a aprender, su comentario textual. VETE A CASA A FREGAR. Eso lo dice una “mujer”, mal vamos.

  7. Yo soy la primera catalana de mi familia.
    Mis abuelos tubieron que echarle un par de narices para irse con dos crías pequeñas a la otra punta del país para poder darles un futuro mejor en un lugar distinto, una cultura i cstumbres bastante distintas también y solos.

    ¿Tengo derecho a ser racista? Ninguno!

    No se si yo tendría el valor de montarme en una “barquita” de la que alomejor no saldría con vida i adentrarme en un país donde me tratan como el “culo”del mundo.

    Pobre mujer, si de verdad cree que existen tales diferencias, si algun dia se gira la cara a la moneda y deja de ser la cara para ser el “culo”. ¿Sobreviviría?

    Es mejor no creerse ni cara ni culo i pensar que tampoco somos tan diferentes aunque hablemos distinto.

  8. Fanny, guapisima, el problema es que nos creemos superiores, y nadie es más que nadie, todos somos iguales, y unas veces nos toca estar arriba y otras abajo. Muchos besos.

  9. Lupe guapa, no es por nada, y no has pensado en tomar café en otro sitio, porque hay que ser mendruga para hacer un comentario así con miles de cadáveres de niños aún calientes, sean amarillos, negros, blancos o tintos. Ese comentario no es ya el de una racistoide asquerosa, es el de una Herodes en potencia, porque estoy seguro que incluso algunos racistas se ablandan ante un niño de la raza a la que odian. Esa tía es una impresentable, ten cuidado lo que te echa al café.
    Lo dicho, a otro bar que hay muchos y te ahorras tener que soportar gente así, ¡¡Hace falta ser mendruga!!. Enhorabuena por el blog, me está encantando, si ya sabía yo que tenías madera, jaja. Un besote del ex-trashumante.

  10. Ya lo se Angel, pero es el que me queda más cerca, ¡con el poco tiempo que me dan para desayunar!.
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s